POSTS
BUSCAR
TIENDA

Ciberbullying y Acoso escolar digital

CIBERBULLYING y ACOSO ESCOLAR DIGITAL

 

Qué es el ciberbullying

Bullying es una palabra inglesa, también conocida como acoso escolar u ‘hostigamiento escolar’, que se define como el maltrato o la conducta agresiva de un determinado individuo o varios hacia otro con el fin de producirle daño de forma premeditada. Este tipo de agresión se manifiesta en forma de comportamiento cruel, brutal y muchas veces inhumano hacia una persona, con el principal objetivo de asustarlo, humillarlo o someterlo.

 

El acoso escolar es generalmente continuado en el tiempo y suele realizarse tanto en el mundo ‘real’ como en el ‘digital’, siendo las redes sociales y aplicaciones de mensajería como WhatsApp y Messenger las preferidas por los ciberacosadores para realizarlo. Cuando el bullying escolar utiliza el canal digital para transmitirse este pasa a denominarse ciberbullying, ciberacoso o acoso escolar digital.

 

Ciberbullying en Whatsapp e Internet

 

Estos tipos de acosos se focalizan principalmente en las diferencias, siendo potenciales víctimas todas aquellas que resultan diferentes ya sea por causa física, racial, religión, costumbres, sexo, inteligencia, desarrollo o cualquier otra causa.

 

Motivo del bullying o acoso escolar

Impacto y daños en víctima y agresor

Tanto el acoso escolar como el ciberbullying están tipificados como delito por el código penal, siendo desde leves hasta muy graves los daños que puede causar en la víctima, y siendo en última instancia los padres los responsables civiles en caso de que sea un menor el agresor. 

En cuanto a los ciberacosadores y sus familias (la responsabilidad civil recae en los padres cuando son menores de edad), deben conocer que las últimas sentencias en España condenan a los agresores a indemnizar con 3.000 € a la víctima de ciberacoso por insultarla durante 24 horas en WhatsApp, con lo que la característica de ‘sostenido en el tiempo’ para poder denominarse acoso escolar cada vez lo es menos.

Problemas y daños en la victima del ciberbullying

Existen varios tipos de bullying:

  1. Psicológico: El acoso escolar psicológico es aquel en el cuál se ataca a la autoestima de la víctima intentando producir sensación de temor y sometimiento en ella.
  2. Verbal: El acoso escolar verbal está caracterizado por utilizar insultos, apodos no deseados, burla, desprecios y atacar los defectos físicos o intelectuales de la víctima de manera pública.
  3. Social: El acoso escolar social busca apartar o excluir al individuo del resto de los compañeros o grupo. Cuando este tipo de acoso se produce en las redes sociales o en grupos de WhatsApp se denomina ciberbullying.
  4. Físico: Este tipo de bullying es más frecuente cuanto más sostenido en el tiempo es el acoso. Se produce cuando se agrede de manera física a la persona por medio de patadas, golpes, empujones, palizas, etc.

Un dato particularmente estremecedor es que en el 10% de los casos de personas que sufrieron bullying de forma continuada se despertaron ideas suicidas, llegando algunas de ellas a quitarse la vida.

 

Perfiles y patrones de comportamiento

Gracias a los informes y datos estadísticos que organizaciones como la fundación ANAR llevan ya años recogiendo, se pueden empezar a identificar patrones de comportamiento en el mundo digital, que nos ayudan a saber como prevenir o evitar el ciberbullying. Esto resulta de particular importancia porque preparan el terreno para que tecnologías como la inteligencia artificial y el big data nos permitan evolucionar de un seguimiento reactivo a un seguimiento proactivo y por qué no, pensar en anticiparnos antes de que la agresión ocurra.

 

El bullying físico se alcanza en la mayoría de los casos cuando el acoso escolar no se consigue evitar y ha sido prolongado en el tiempo, siendo muy importante, por tanto, prevenir, detectar y pararlo lo antes posible.

 

Aunque el bullying puede producirse a cualquier edad, el ciberbullying o acoso escolar digital está muy ligado al momento en el que los jóvenes reciben de sus padres su primer smartphone o teléfono móvil, siendo el rango de edad de entre 12 y 15 años el que más casos registra. En la siguiente gráfica se puede observar que el Smartphone es el medio principal de transmisión del Ciberacoso.

 

 

Al igual que en la mayoría de países de Europa, en España los casos de acoso escolar van en aumento. El porcentaje de menores que han sufrido acoso alguna vez durante su periodo escolar oscila entre el 8% y el 12% dependiendo de la comunidad autónoma, niveles sensiblemente más bajos que en países del norte de Europa probablemente por ser estos últimos más proclives a socializar en el mundo digital, medio que favorece en gran medida la transmisión del problema.

 

Atendiendo al género, son las niñas las que más casos presentan tanto en el rol de víctima de ciberbullying como en el de acosador.

En cuanto al número, en más de la mitad de los casos fueron grupos de entre 2 y 5 los acosadores, aunque existen numerosos casos en los que casi toda una clase acosaba a una víctima.

Número de acosados - Ciberbullying

En muchos de los casos el bullying se produce en el ámbito escolar. Víctima y acosador o acosadores suelen encontrarse en la misma clase. Es por lo que los profesores deben asumir un papel fundamental en su identificación y denuncia, pero asumiendo todos que no son los responsables de la situación. De aquí la necesidad de dotarles de formación, herramientas  y los canales adecuados para que sean efectivos.

 

Otro dato destacable es que en el 30% de los casos en los que las víctimas de ciberbullying decidieron cambiar de colegio volvieron a sufrirlo, siendo esto indicativo de que el problema no está localizado en lugares concretos y sí más enraizado en la sociedad de lo que se cree. El bullying puede deberse a múltiples factores, entre los que están los medios de comunicación, la familia, entorno escolar, etc. Por ejemplo, en el entorno familiar, cuando los niños se ven expuestos a la violencia familiar, suelen adquirir ese comportamiento como normal y manifestarlo con otras personas, dado que la percepción de la violencia es la alternativa más viable y común para ellos. Los medios de comunicación influyen también en el comportamiento agresivo de los niños, los diferentes programas de violencia y acción extrema que los niños consumen cada vez más habitualmente los hacen más tolerantes a esos niveles de violencia. En contra de lo que podría pensarse, no existe relación entre entornos deprimidos, familias desestructuradas, o inmigración con este comportamiento, manifestándose en todo tipo de clases sociales y entornos. Además de ciberacoso escolar, se utilizan en castellano otros términos para denominar el ciberacoso: acoso escolar digital, ciberabuso, cyberbully, cibermantonaje, abuso online; abuso virtual o incluso matonaje virtual.

En inglés, también se utilizan términos como e-bullying y online bullying como sinónimos para hablar de ciberbullying.

 

Cómo evitar el ciberacoso escolar

El acoso escolar que pueden sufrir los niños es un problema más común de lo que se cree, pero que muchas veces pasa desapercibido. Este acoso puede ser tanto físico como psicológico, y hoy en día puede ocurrir tanto en el mundo real como en el mundo digital (a través de WhatsApp, redes sociales…), pasando a llamarse acoso escolar digital, ciberacoso o del inglés, ciberbullying. 8 premisas que debemos asumir para entre todos poder prevenirevitar el ciberacoso escolar:

  1. Los padres deben saber qué relación tienen con otros niños, si tienen problemas con algún otro compañero etc. Por eso es imprescindible mostrar interés por lo que hacen en el colegio, en la calle y en casa. El dialogo es esencial para que los niños se abran con la familia, y lo cuenten de una forma en la que no consideren a los padres como enemigos.
  2. El acoso digital cada vez está más presente en la vida de los pequeños, por eso desde que tienen en sus manos un dispositivo conectado es imprescindible el uso de una herramienta de control y monitorización digital para poder acompañarles en internet y las redes sociales igual que lo hacemos en el mundo real.
  3. El problema no lo pueden resolver ellos solos, por eso es vital que se sientan seguros y cuenten con el apoyo de los adultos. Sí se detecta un caso de bullying los padres/tutores y la escuela tienen que trabajar conjuntamente para erradicar el problema desde la raíz y después hacer seguimiento. 
  4. Los profesores son testigos de lo que ocurre en un aula, por tanto ellos tienen que tener la información y formación necesaria para detectar un caso de acoso y saber cómo actuar para frenarlo.
  5. No hay excusa, si existe un caso de bullying la actuación debe ser inmediata. Sí se cree, puede ser oportuno que las autoridades intervengan. Y no es un error cambiar al niño de colegio, siendo secundario que pueda perder un año de curso, lo importante es parar las agresiones cuanto antes.
  6. Los cambios en su conducta, alimentación, periodos de sueños etc. son indicadores potenciales para saber si un niño está teniendo algún tipo de problema.
  7. Por supuesto, los signos de violencia son una evidencia clara para que los padres estén alerta y puedan actuar para prevenir o evitar el acoso que pueda estar sufriendo el pequeño..
  8. Si un niño se ve expuesto a un entorno familiar violento o si es víctima de abusos/violencia, es posible que ese niño adquiera ese rol en el colegio, la calle etc. creyendo que es la solución más viable.
Desde Gaptain queremos ayudarte a evitar o prevenir el acoso escolar digital y los graves problemas psicológicos que acarrea. Por eso te ofrecemos una gran variedad de recursos y herramientas que te ayudarán en gran medida a realizar la necesaria mediación parental. Mira la solución pinchando aquí.

Mediación parental. Tu responsabilidad.

Además de los esfuerzos del sistema educativo para frenar esta lacra, es imprescindible la mediación parental en el entorno familiar para la detección y prevención del ciberbullying o ciberacoso, ya que en la mayoría de los casos se producen cambios de comportamiento en la víctima que los padres pueden identificar y alertar de ello. Si tienes poco tiempo, o crees que te falta formación, debes ayudarte de una herramienta como Gaptain para educar y acompañar a tu hijo en el mundo digital desde los 6/7 años. Sus contactos, el contenido que consume, y el tiempo de uso serán el foco de tu supervisión con esa edad. Puedes acceder a la solución pinchando aquí. La ‘cesión’ del PRIMER MÓVIL es otro momento crítico durante la mediación parental. Es VITAL pre instalar un monitor y control parental en el primer smartphone y `firmar‘ un acuerdo con él menor que recoja las normas que regulen su uso. CELEBRAR ese día en familia como un evento especial en el que se firma y se le reconoce en público responsabilidad para estar conectado a la red, te ayudará mucho en el futuro a gestionar la mediación parental e ir eliminando restricciones en función de su madurez digital. Si tienes tiempo, otra forma válida de realizar la mediación parental es estar junto a él mientras está conectado para hacer seguimiento, asesorarle y ayudarle en todo momento. En este caso, te recomendamos suscribirte al blog de Gaptain u otro similar para estar al día con las nuevas amenazas y tecnologías, y ver los módulos educativos para asegurarte de que le estás dando toda la información que necesita en cada momento. RECUERDA que si no lo haces en ese momento, más adelante te será muy difícil de gestionar la mediación, estarás invadiendo su privacidad. Para combatir estas amenazas es esencial la mediación parental que hagan los padres y mantener una comunicación abierta sobre el tema, ya que muchas veces los niños evitan hablar de ello por vergüenza o miedo. También es necesario estar al tanto y saber identificar el significado de los cambios de comportamiento que pueda sufrir el menor. Peligros de internet y móviles para niños En caso de tener dudas sobre tus responsabilidades como padre/madre a la hora de transmitir a tu hijo la educación digital, o sobre las tareas que incluye realizar una adecuada mediación parental, mira este artículo del Instituto Nacional de Ciberseguridad . Describe que tipo de supervisión debe hacerse dependiendo de la edad y comportamiento del menor, los conocimientos, y el tiempo disponible de los padres.

Seguridad Digital Gaptain

Educación digital y mediación parental, tus armas frente al acoso escolar

 

Riesgos en internet para niños

 

Danos tu valoración

Ciberbullying y Acoso escolar digital
5 (99.59%) 145 votes

Resumen
Cómo evitar Ciberbullying y prevenir acoso escolar digital
Nombre del artículo
Cómo evitar Ciberbullying y prevenir acoso escolar digital
Descripción
Aprende cómo prevenir y evitar el ciberbullying y acoso escolar digital. Conoce qué es el bullying, cómo frenarlo, perfiles de comportamiento para identificarlo y las repercusiones en víctima y agresor.
Autor
Nombre del editor
Gaptain
Logo del editor