Recursos educativos para niños

Hoy en día es posible encontrar multitud de recursos dirigidos a la educación en ciberseguridad de los más pequeños de la casa. Una de las maneras más efectivas de hacerlo es a través del juego, por eso ya os hemos hablado de otras ocasiones de herramientas como Misión Anicca, Cyberscouts o Hackers vs Cybercrook. 

En esta ocasión os traemos un juego algo diferente, ya que no se trata ni de una aplicación ni de un juego online. Se trata, ni mas ni menos, que del tradicional juego del comecocos adaptado para enseñar sobre ciberseguridad a los niños y niñas.

El comecocos de la ciberseguridad

El objetivo es aprender, a través del juego, pautas sobre la seguridad en Internet de manera divertida. Además, al ser una herramienta en papel, permite fomentar las habilidades manuales gracias a la papiroflexia. Este juego está orientado a niños y niñas de primaria y primer ciclo de secundaria. Y permite no sólo jugar entre amigos, sino con toda la familia.

Durante el juego, los niños se preguntarán entre ellos sobre cuestiones relacionadas con el uso de Internet. Como si una contraseña debe ser segura o si sólo sus amigos ven lo que comparten en redes sociales. De esta forma se consigue que reflexionen acerca de su seguridad e interioricen unas normas sencillas para hacer un uso responsable de Internet.

¿Cómo se juega?

Puedes jugar en parejas o en pequeños grupos.  Lo primero es imprimir el juego (descárgalo aquí) y montarlo según indican las instrucciones. Una vez hecho esto, ¡ya sólo queda comenzar a jugar!

  1. Introduce el “comecocos” en el pulgar e índice de cada mano.
  2. Otro jugador debe decirte un número del 1 a 10, que será el número de veces que abras y cierres alternativamente el comecocos.
  3. Pide al mismo jugador que elija un color de los 4 que aparecen en el interior y hazle la pregunta correspondiente.
  4. El jugador debe dar una respuesta, que tiene que ser valorada por el resto de personas.
  5. Una vez hecha la valoración, levanta la pestaña de la pregunta para conocer la solución propuesta.

La idea es crear debate en torno a las cuestiones relacionadas con el uso de Internet por parte de los menores. Ayudándoles a adquirir buenas pautas de comportamiento.

¿Te animas a probarlo?