Consentimiento, deseo, y placer en la educación sexual

Consentimiento, deseo, y placer en la educación sexual

Conectados con nosotros mismos

¿Por qué uno decide involucrarse en una experiencia sensual, erótica o sexual con uno mismo u otras personas? La razón es más frecuente que simple: ¡es divertido! Los humanos de todas las edades experimentan deseo y buscamos gratificación emocional o física ya que queremos sentirnos conectados con nosotros mismos y con otros seres humanos. Esta es una experiencia bastante universal, independientemente de tus conocimientos, identidad o atracción.

En este artículo escrito por nuestros amigos de 2×3 te hablaremos sobre el consentimiento, deseo y placer en la educación sexual.

 

Consentimiento, deseo, y placer en la educación sexual

 

El deseo y el placer

Sorprendentemente, el deseo y el placer, las fuerzas crudas detrás de las actividades consensuadas sensuales, eróticas o sexuales no suelen estar en los planes de estudio de educación sexual. Cuando se discuten en un contexto educativo, pueden presentarse sólo como factores de riesgo, lo que nos lleva a hacer cosas de las que podemos arrepentirnos. 

Esta eliminación del deseo en los planes de estudio de educación sexual tiene consecuencias adversas: refuerza los estereotipos sobre sexualidad y género, obliga a dejar a un lado las sexualidades reproductivas y no permite la deconstrucción de estereotipos sexuales de clase o raza.

Consentimiento, deseo, y placer en la educación sexual

El consentimiento

La eliminación del placer en la educación sexual también afecta nuestra capacidad de consentimiento. ¿Cómo podemos tomar decisiones cuando no conocemos las opciones y posibilidades? El consentimiento no se limita a aprender a decir “no” sino también a aprender cómo decir “sí”, cómo expresar el deseo y cómo negociar actividades y límites sexuales o sensuales. 

Los educadores sexuales tienen la responsabilidad de educarse a ellos mismos para poder aprender a integrar el placer y el deseo en las actividades, de manera adecuada. Se debe hablar sobre la sexualidad teniendo en cuenta todas sus complejidades para que podamos brindar a nuestro público todas las herramientas necesarias para tomar las decisiones más apropiadas con respecto a sus propias circunstancias.

 

Autor: Alejandro

Redactor en 2×3. Chile

¡Mantente informado!

Escribe tu email para recibir alertas de nuevos retos virales peligrosos para niños.

Te has suscrito correctamente, ¡muchas gracias y bienvenido a Gaptain!

Share This