En la nueva educación, la letra con sangre ‘no’ entra

Silvia Leal Segureskola

La Universidad de Oxford ha demostrado que los niños que juegan de forma moderada presentan niveles más altos de sociabilidad, menor grado de hiperactividad y menos problemas emocionales.